Buscar
  • Zelaya

¿Buena, Mala o Buena Pa Ser Mala?


Hola amigas o amigos, quienes estén leyendo...

Llevo años queriendo hacer esto cada vez que lanzo una canción, pero por cuestión de tiempo nunca me había sentado a hacerlo… Pero creo que con la cuarentena de por medio, esta vez no hay excusa, así que aquí les va:

Siempre he creído que la música toca cuerdas dentro de nuestro corazón, que resuenan con cosas que hemos vivido o sentido, y por lo mismo nos llevan a querer cantarlas a todo pulmón cuando estamos a solas. Como les he compartido en otras ocasiones, me gusta escribir música que guarda un sin número de aprendizajes y experiencias que he vivido en el pasado y que me han llevado a crecer como persona; y aunque cueste verlo a simple vista, busco que cada canción tenga un mensaje escondido que es mucho más fuerte que lo que puede parecer a simple vista. Por eso mismo, quiero contarles un poquito detrás de la historia que inspiró “Buena Pa Ser Mala”, porque al final creo la mayor parte de nosotros hemos vivido o llegaremos a vivir situaciones que nos hagan sentir de esa forma, sin saber cómo reaccionar.

Crecemos queriendo encajar, queriendo formar parte de la tribu que está de moda… No importa si no compartimos los mismos ideales, los mismos sueños o forma de ser, estamos programados para querer encajar y sentirnos aceptados. Eso nos lleva muchas veces a traicionarnos a nosotros mismos por complacer a los demás. Y saben qué es lo más triste de esto… Que cuando no somos nosotros mismos, nunca llegaremos a experimentar la verdadera felicidad.


Qué es malo y qué es bueno? Creo que son dos palabras completamente subjetivas y de ahí es donde surge siempre el problema. Algo que para ti pueda ser bueno, para otro puede ser malo, y viceversa. Si tu te vestis raro, si tu no sos como las demás, si tu no estás de acuerdo con la forma de pensar del resto… probablemente te cataloguen como “mala”; pero ¿realmente eso es ser mala? Quién decide si sos buena o mala en algo… Y es realmente aquí donde surge la mayor parte de problemas, porque nace dentro de nosotros la “pena”, el “miedo por el qué dirán”, vergüenza por que otros se rían de nosotras… Y es justamente ese miedo el que nos corta las alas, la lengua y las ganas, y nos obliga a conformarnos con ser una más del montón, que es “buena” y “perfecta” con lo que los demás quieren de ella, pero “mala” para ser lo que ella realmente quisiera ser. Este es el formato típico al que estamos programados, pues quién no quiere ser bueno o buena a ojos de los demás.

En una relación se intensifica aún más… Te gusta esa persona, queres

gustarle, ser perfecta para él, y por lo mismo buscas adaptarte a lo que esa persona ha diseñado en su cabeza como “perfecta”, para así lograr estar juntos y fingir que son la relación ideal. Y si para lograr eso tenes que sacrificar tus ideales, sueños, cambiar tu forma de ser, de pensar o de vestir, muchas veces lo hacemos pues nos da miedo que sino nunca nos lleguen a querer y terminemos solas en esta vida. Pero amigas y amigos, déjenme decirles que en estas condiciones vale mucho más la pena estar solas (solos) que fingiendo toda la vida ser alguien que no somos.


Buena Pa Ser Mala viene a recordarnos que si ser mala significa no encajar con lo que otros quieren de ti, pero mantenerte real, entonces podemos decir con orgullo que somos buenas para ser malas. Toda persona que quiera emitir una opinión destructiva, sin fundamento o propósito, debemos tratarla como si fueran un simple maniquí… Que podrá estar a nuestro lado en diferentes momentos de nuestra vida, pero a quien no vamos a escuchar o tomar enserio en ningún momento. Tú sos buena para ser tú y la persona que esté a tu lado debe amarte por eso, no por algo que no sos. Y con esto no sólo hablo de tu pareja, sino de tus amigos, de tus familiares, de tus compañeros de trabajo… El paso más importante en esta vida es aceptarnos como somos, entender qué queremos de esta vida y caminar con convicción hacia eso, incluso si implica ir a contra corriente.

Yo sé que muchas veces podemos llegar a confundirnos y no saber realmente quién somos, a mi me ha pasado un sin número de veces… “Tenes que ser más sensual en tus videos”, “escribí música más provocadora”, “subí fotos enseñando más piel”, “si no sos más sexy entonces no te vas a hacer viral…” Un sin número de comentarios, de todo tipo de gente en esta industria. Y no les voy a mentir, cuando las cosas no salen como espero y los resultados están lejos de lo que buscaba, esos comentarios me han hecho dudar de mí misma e incluso considerar cambiar cosas en mí para lograr “mejores resultados”… Pero gracias a Dios tengo una personita a mi lado, que me recuerda todos los días que el éxito en esta vida es llegar a la cima siendo quien uno es, no pretendiendo ser alguien con quien no nos identificamos.

Yo sé que no todos tenemos a una persona que nos lo recuerde todos los días, por eso quería escribirles esto… Para que nunca duden de ustedes mismas, de su potencial, de sus fortalezas. Ustedes ya son perfectas siendo como son, nunca dejen que nadie las haga sentir de menos. La persona que esté a tu lado, tu grupo de amigas y amigos, y cualquier persona que quiera formar parte de tu vida, debe quererte por lo que sos, y recordarte constantemente que no necesitas cambiar para pertenecer, o para ser exitosa. Buena o mala? A ojos de quién… Porque lo que importa es juzgar frente a tus propios ojos y los de la gente que te quiere de verdad. Los demás pueden comentar lo que quieran porque al final sólo serán un simple maniquí que no influirá absolutamente en nada en tu vida.

Recuerden: Si “mala” es no ser tú, entonces decí con orgullo: Yo soy “Buena Pa Ser Mala” o en el caso de los hombres que me leen “Bueno Pa Ser Malo”. Para amar a alguien, primero tenes que amarte a ti mismo… Solo así atraerás a una persona que te quiera y te valore de verdad por el resto de tu vida, sin hacerte dudar de lo que sos en realidad.






© 2017 Stephanie Zelaya (Designed by Container Studio)